domingo, 13 de agosto de 2017

10 consejos para comer fuera de casa y mantener la línea

El 72% de los trabajadores españoles come fuera de casa según el barómetro FOOD, informe sobre la alimentación de los empleados que cada año elabora Edenred, empresa creadora de Ticket Restaurant.

A su vez, los españoles cada vez se muestran más preocupados por su salud y, en consecuencia, por comer cada vez de forma más saludable.


Así, de acuerdo con el Barómetro FOOD de 2016, aunque para el 51,7% de los empleados el criterio más importante a la hora de elegir la comida sigue siendo “lo que nos apetece en ese momento concreto”, el valor nutricional del plato gana fuerza y los restaurantes dan fe de ello.

Una tendencia si cabe más importante en estas fechas en las que, prácticamente todos, nos sumamos a la llamada ‘operación biquini’ para poder lucir el mejor aspecto en las inminentes vacaciones de verano.

Por eso, desde Edenred, ofrecen unos consejos para que comer fuera de casa no implique olvidarse del reto de mantener la línea.

En primer lugar, incluir siempre en tu menú verduras y hortalizas. En la práctica totalidad de los restaurantes se puede encontrar algún plato de este tipo: ensaladas, verduras a la plancha o el rico y apetecible gazpacho veraniego son los perfectos aliados de la operación biquini.

Evitar los fritos, que son hiper energéticos; los alimentos al vapor, a la plancha o al horno siempre son la mejor opción.

Tratar de evitar los guisos pesados. Por ejemplo, las legumbres, mejor en ensalada y, si no, sin aderezos cárnicos, ricos en grasas. Además de mantener la línea, la digestión será menos pesada.

En caso de duda, mejor pescado que carne. Prácticamente en todos los menús de los restaurantes de nuestro país se incluyen las dos alternativas.


Combinar siempre que se pueda las proteínas del plato principal (carne, pescado o huevos) con una guarnición de verduras. Preguntar al camarero y si el acompañamiento del plato son las patatas fritas (uno de los más habituales) pedirke que lo sustituya, por ejemplo, por una ensalada.

Y a la hora del postre, alejarse de tartas y helados. La fruta fresca es la opción más saludable y, precisamente, en verano, tenemos frutas de temporada de lo más apetecible como la sandía o el melón.

Mejor acompañar las comidas con agua. Cero calorías y el mejor socio contra el calor.

Aderezar únicamente con acéite de oliva. Preguntar en el restaurante si el plato elegido incluye alguna salsa como aderezo, y pedir por favor que no la pongan y cambiarla por un chorrito de aceite de oliva. Más sano y menos calórico.

Los cereales (pasta, pan, arroz…) son importantes en una dieta equilibrada así que no hay que olvidarlos pero si son integrales, mejor.

Y disfrutar. Comer fuera de casa siempre es una oportunidad de descubrir nuevos platos y, con ello, nuevas experiencias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...